,

Recopilación Columnas de opinión

Una breve recopilación de las columnas de opinión que se publican en versión impresa y online en el periódico leonés La Nueva Crónica todos los jueves.

Donde siempre es medianoche

Luis Artigue saca nueva novela, Donde siempre es medianoche (2018, Pez de Plata).

 

Columna de opinión

Todos los jueves en el periódico La Nueva Crónica puedes leer mi columna de opinión, en su versión impresa o digital.

Sigue este enlace para ver todas las columnas; pincha aquí.

 

,

La ética del fragmento

“La ética del fragmento (Editorial Pre-textos poesía, 2017)”, este es el nuevo título de poesía del escritor leonés Luis Artigue, una de las grandes figuras literarias contemporáneas.

Luis Artigue (León, 1974) es un poeta de signo neo-novísimo. Ha publicado cuatro novelas y los libros de poemas TRES, DOS, UNO… JAZZ (Premio Ojo Crítico de RNE), LOS LUGARES INTACTOS (Pre-textos, Premio Arcipreste de Hita) y LA NOCHE DEL ECLIPSE TÚ (Visor, Premio Fray Luis de León). Su obra lírica está traducida y recogida en varias antologías.

Web Luis Artigue

En esta ocasión con motivo de su nuevo libro de poesía, el autor contó con mis servicios para la creación de un Booktrailer que representara su nuevo título y sirviera para su difusión.

El libro estará en todas las librerías el próximo mes de octubre.

 

,

Estratos fracturados

El pasado viernes 11 de agosto, se inauguró el Centro de la Interpretación del Clima en la población leonesa La Vid.

El centro ha sido reformado y creado para acoger muestras de arte, la inauguración del centro corrió a cargo de una muestra del ILC Instituto Leonés de Cultura, donde se expusieron obras del fondo artístico del instituto, con 119 participantes y más de 140 obras.

En la actualidad una parte de mi serie de fotografías, “OFFLine del otro lado” pertenecen al fondo propio del ILC y en esta muestra se ha podido apreciar una de las piezas.

 

Proyecto Costa de Marfil

[fusion_builder_container hundred_percent=”no” equal_height_columns=”no” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” background_position=”center center” background_repeat=”no-repeat” fade=”no” background_parallax=”none” parallax_speed=”0.3″ video_aspect_ratio=”16:9″ video_loop=”yes” video_mute=”yes” overlay_opacity=”0.5″ border_style=”solid”][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ layout=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” border_position=”all” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” center_content=”no” last=”no” min_height=”” hover_type=”none” link=””][fusion_imageframe image_id=”13513″ style_type=”none” hover_type=”none” align=”center” lightbox=”no” linktarget=”_self” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” animation_direction=”left” animation_speed=”0.3″]https://www.santosperandones.com/wp-content/uploads/2017/05/deporte-y-desarrollo-logo.png[/fusion_imageframe][fusion_text]

Colaborar con una ONG siempre ha uno de mis objetivos, hace ya unos cuantos años cuando vivía en Valencia el voluntariado estuvo muy presente, por aquel entonces tenías que sacarte el carnet de voluntario y la Cruz Roja, a la que pertenecemos en nuestra familia como tradición heredada de mis abuelos.

Cuando supe de la existencia de “Deporte y Desarrollo” Asociación deporte, cultura y desarrollo, sus proyectos me parecieron muy interesantes y un lugar donde invertir mi tiempo y trabajo de manera altruista.

Este vídeo que he realizado ha sido una petición de la asociación para el nuevo proyecto en Costa de Marfil, “Por la cultural al desarrollo”, cuya financiación se está buscando a través de crowdfunding.

Podéis visitar la web de la asociación en este link; www.deporteydesarrollo.org

 

[/fusion_text][fusion_youtube id=”https://www.youtube.com/watch?time_continue=71&v=-6bZQJymxJk” autoplay=”false” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” /][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

27 años de Cofradicos

Marta Pérez creadora de los Cofradicos

La Semana Santa tiene algo especial, después de un año de preparativos, las cofradías y sus imágenes están listas para salir a la calle. A lo largo de toda nuestra geografía, se respira gran devoción, llega el turno a la veneración y el sentimiento en un entorno de respeto y admiración.

Entre todo el tumulto, Marta Pérez, quien después de 27 años sigue y más que nunca, muy presente en la Semana Santa de Valladolid y Zamora de la que es hija adoptiva de la ciudad.

Graduada en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Valladolid en el año 1990, en esta desarrolla sus habilidades con el dibujo, la fotografía y el modelado, constando en su haber una larga lista de premios en diseño y fotografía. Pero su pasión por la Semana Santa desde edad muy temprana, hace que durante estos días se convierta en protagonista gracias al apoyo y colaboración que realiza para la Junta de Cofradías de Semana Santa de Valladolid y Zamora.

En el año 1990 recibe en su pequeño taller de modelado sito en Valladolid, la visita de Eduardo Pedrero, por entonces presidente de la Junta de Cofradías de Zamora, para pedirle la creación de figuras de las distintas cofradías Zamoranas e incluirlas en la Junta Pro de Semana Santa de la ciudad, para formar parte de la exposición permanente del museo. En este momento nacen los Cofradicos, figurillas de yeso y cerámica, en tamaños grande y pequeño, modeladas y pintadas a mano en acrílicos y en su edición limitada en policromados, que gracias a María Pérez y a su ayudante MªJesús Chacón, las dotan de vida y mucho carácter, representando todas las cofradías de Valladolid y Zamora de forma soberbia y temperamental, sin faltar el más mínimo detalle.

Con el tiempo las ciudades de Medina del Campo y Tordesillas han contado con la colaboración de esta creadora.

María Pérez en su empeño de difusión, ejerce de embajadora de la Semana Santa de Valladolid y Zamora, en la que durante estos años ha dispuesto exposiciones en toda Castilla y León y algo más al sur, en Sevilla.

Haciendo alarde de su pasión, no duda en mostrar su gran devoción por la Hermandad de Jesús en su tercera caída de Zamora. En Valladolid, la Ilustre Cofradía Penitencia de Ntra. Sra. de las Angustias y la Venerable Orden de Tercera de San Francisco.

No cabe duda alguna, Marta Pérez respira devoción y admiración, agradeciendo las novedades de este año de la Semana Santa en Valladolid, como son las tribunas en la Plaza Mayor y el apagado parcial de semáforos y algunas luces de la ciudad.

Santos M.Perandones

Comunicación y periodismo

www.santosperandones.com

Oráculo

oraculo

En estos días pienso mucho en antiguas divinidades, oráculos y sobre Tiresias el adivino griego que era ciego. Todos decían poseer el don de ver el futuro, con más o menos atino. El futuro es algo que muchos pagarían por saber, aunque soy de los que piensa que hay que disfrutar el presente, aunque a veces nos cueste. El futuro es impredecible, o al menos en parte por su condición de cambio constante. Lo cierto es que nunca sabes lo que te depara el futuro, por mucho que nos empeñemos en dominar. Hablemos pues de “me gustaría”, claro que si aún no conoces que me gustaría, nunca llegará. Divago mucho, lo se, pero de mi futuro solo puedo decir que hace tan solo un año era algo incierto y poco estable. Solo cabía la esperanza en apoyarme en el “me gustaría”, la máxima de la revolución industrial que se basaba en “el ser”, ya tomó fuerza en esta tercera revolución industrial en la que estamos, “el llegar a ser”. Si, creo que por hoy ya he tomado demasiado paracetamol, pero este tiempo cambiante, al climatológico me refiero pasa factura si no te cuidas. Aún así, me inspira para escribir unas líneas. Ya han pasado algunos años desde que escribí mis primeros textos, algo vagos si echo la vista hacia atrás. Escribir de uno mismo es lo más recurrente y durante estos últimos cinco años he recopilado material como para escribir los tomos del Quijote cinco veces. Podría hablar de todos los proyectos acabados en estos años, pero para ello ya tengo un apartado en mi web. O quizás de un periplo que me lleva a transitar las disciplinas más dispares como el arte, la comunicación, el periodismo o la docencia. De una u otra manera, mi periplo personal ha querido que de momento tenga que vivir en otra ciudad, esta vez en concreto en Valladolid. No es una queja, ha sido un regalo de los dioses, que ni Tiresias podría adivinar, ni el oráculo, ni tan solo yo podía imaginar. La cuestión es que estoy aquí. Al igual que hiciera en Benidorm, Valencia, Castellón, La Bañeza y León siempre piensas que es tu destino final y un poder más grande que nos nosotros siempre te tiene guardada alguna sorpresa. La experiencia es buena, muy buena, claro que juego con ventaja, no es una ciudad nada extraña para mi, amistades, familia y recuerdos de infancia me acompañan. Ahora vivo en un edificio del que se pueden sacar muchas historias, me encanta, la entrada lo dice todo, una puerta de hierro de unos tres metros y medios, poco después un pasillo antiguo lleno de buzones que me recuerdan a las casas de pueblo, es como si el tiempo se hubiera detenido. Al fondo dos escaleras, la derecha lleva a un ala donde se encuentra una pensión barata, los inquilinos me los encuentro a veces fumando en la calle, algunos inmigrantes, otros con algún que otro vicio, pero siempre saludan y me abren la puerta. Al otro lado la escalera izquierda, donde vivo yo. Nada diferente de la derecha, escaleras y ventanas decadentes hasta llegar a la tercera planta, puerta B. Mi piso compartido, dos estudiantes francesas, Sergio el de la tienda de muebles y una cuarta persona de la que poco o nada sabemos. Los pasillos son largos, los techos altos y la venta de mi habitación da un patio interior donde parece que todo se va a caer, eso si con mucho encanto. La hippie del segundo alumbra la ventana por las noches con velas y la flauta del niño del cuarto me acompaña por las tardes. No se porque las palomas duermen en este patio, pero cuando abro la ventana por las mañanas, suben pavoridas por el ruido, con el fin de escapar a cielo abierto, es un momento de gran inspiración. Desde luego no puedo quejarme, solo dejarme enamorar por el momento, disfrutarlo y aprovecharlo, porque el oráculo nunca sabes por donde te va a llevar.

 

Colección Diputación de León

A lo largo de estos 30 años de fotografía, han sido numerosas las idas y venidas en este arte. La formación tanto reglada como la no reglada, ha sido crucial en mi evolución personal y artística. Después de numerosas exposiciones individuales y colectivas, co-autor en dos libros de fotografía y poesía, fotógrafo en medios de prensa, profesor de fotografía desde el año 1.999 y otros tantos proyectos relacionados, hoy es el día que paso a formar parte de la Colección de Diputación de León dentro del ILC (Instituto Leonés de Cultura). Las diez fotografías seleccionadas ya se encuentran en el fondo documental y mi nombre pasa a formar parte junto a otros, que de alguna forma hemos aportado algo de valor artístico a la provincia de León.

Para mí quizás es el mejor reconocimiento de todos estos años y la satisfacción de un reconocimiento así, me embarga la emoción.

Las diez fotografías seleccionadas pertenecen al libro OFFLine del otro lado (Amargord Ediciones, 2016), del que he sido co-autor junto a la poeta Cecilia Quílez, otro proyecto que también ha hecho que de un giro a mi perspectiva fotográfica y del que estoy plenamente satisfecho.

 

Canon M5

Llevo algunos años cargando con mucho peso de material fotográfico a mis espaldas, el cuerpo de una EOS Mark III junto a varios objetivos, el flash y complementos hace que tu espalda y cervicales acaben realmente dañados. En este sentido la fotografía profesional es muy exigente y es necesario cargar con todo ello. El mundo fotográfico está en constante evolución, nuevos modelos y tendencias salen al mercado continuamente, y entre toda esa vorágine nos encontramos con las cámaras mirrorless o cámaras sin espejo. Su evolución hasta el año pasado era muy lenta y no satisfacía a los más exigentes. Hasta que en septiembre del año pasado, la marca niponesa Canon, presentara su modelo mirrorless M5. Un primer contacto visual con el modelo y sus características, hicieron que me decantara por su adquisición, dejando que mi Canon Mark III fuera a manos de aquel que la requería. Su versatilidad con los objetivos de Canon es total, el anillo adaptador que viene con el cuerpo permite el uso de tus objetivos Canon, aunque la marca ya ha desarrollado algunos modelos de montura 4/3, pero que no acaban de cumplir con una buena luminosidad, eso si, la marca ha prometido sacar en breve objetivos de serie L, para los modelos mirrorless. Después de las primeras pruebas, la cámara ofrece un alto rendimiento y aunque su tamaño, junto al peso que tiene de 427g, la hacen muy manejable. El sensor CMOS de 24,2 megapíxeles y el procesador DIGIC 7, la convierten en fuerte competidora frente a los modelos réflex de gama “entusiastas”, así es como llaman a estos modelos Canon y es comparable a los modelos 80D en adelante. Su pantalla reclinable y táctil me ha permitido realizar tomas fotográficas, que de otra manera no hubiera podido. Disparo en ráfaga de 7fps por segundo, su enfoque rápido y la facilidad para conectar la cámara a través de Wi-Fi y Bluetooth, han satisfecho todas mis expectativas. El precio del cuerpo no supera los 1.000€ y le acompaña el adaptador de montura EF-EOS M, con lo cual, si ya tienes los objetivos Canon puede ser un buena alternativa a las pesadas réflex. El precio ya se dispara cuando partes de cero y necesitas cuerpo y objetivo, su pack más barato es de 1.500€ y el objetivo que la acompaña depende de la tienda en donde la adquieras.